Ve llorar a su hermana y acude al rescate: el adorable gesto de un niño que terminó con la canasta de sus vidas