Casi 60.000€ por arbitrar en Rusia 2018: las cifras del Mundial mejor pagado de la historia