Tato Rosés y Marto Bretó, tras sobrevivir a una avalancha: “Temimos por nuestra vida porque no esperábamos que llegase hasta nosotros”