El brutal récord de Kipchogue: cosas que no pueden hacerse en 2h01m39s aunque creías que sí