Sí se puede: la alergia y el deporte son compatibles