Golazo de récord: marca el tanto más rápido del fútbol español en menos de cuatro segundos