Julie superó el cáncer de mama y cuenta cómo le ayudó ir cada semana a ver a sus hijos jugar al fútbol americano