Volver de Rusia, irse de vacaciones y no perder la forma: el gran desafío de los futbolistas que han participado en el Mundial