Emocionante: Roba el balón a su rival, provoca sus lágrimas y le consuela con un abrazo y un beso