El 'mini Hulk' del rugby: un niño de ocho años y 100kg que arrasa con sus rivales