Niños enfermos de cáncer diseñan las botas de los jugadores del New York Red Bulls