Los niños rescatados de la cueva de Tailandia vuelven a jugar al fútbol tres meses después