Secuelas de la París-Roubaix: el español Carlos Barbero enseña sus heridas tras atravesar 29 tramos de pavés