El otro Messi que arrasa en Instagram es un puma ruso que también juega al fútbol