El hijo de Ronaldinho ficha por el equipo rival de su padre después de haber ocultado su identidad