El salto de la niña de 14 años es un hito del deporte por su dificultad y riesgo: “Se juega la columna”