¡¡Abusón!! Kagawa deja llorando al pequeño con el que jugaba al fútbol... ¡¡a base de caños!!