Si el Atleti recurre a la UEFA la roja a Simeone y no tiene éxito tendrá un problema: la sanción será mayor