Las 'Sweet California' nos desvelan sus colores y un pasado futbolero que acaba en reto: "Hay que echar un partido"