Si creías que te estabas colocando bien las extensiones... ¡Estabas equivocada!