El sector cultural se hunde, por eso ha nacido el "banco de alimentos" para artistas