Rina Sawayama es el futuro del pop: la artista anglo-japonesa honra con su música a las personas queer