Y luego dicen que el amor es ciego...