Alejandro Albalá se acuerda de Sofía e Isa en su cita definitiva: “Fue un desastre” (2/2)