Sin secretos: Miriam se desnuda por dentro, y por fuera, para sus muñecos malditos (2/2)