La prueba de que Carlota y Pelayo son dos "animales televisivos" muy "compenetrados"