Las chicas del tiempo nos cuelan en su nuevo croma, con pinganillos "supersónicos"