El "confesionario particular" de Stany Coppet: "A Dios pongo por testigo que jamás volveré a..."