El mensaje nada "apocalíptico" de Pedro Piqueras a su mejor imitador