La noche que Bertín fue a cenar a casa de Paz Padilla... ¡y les pasó de todo!