"La paternidad subrogada es un proceso ético y limpio que solo nos ha traído cosas buenas"