Rodri se atreve con el juego del tartazo en la cara... ¿se lo llevará?