Bea, tan nerviosa como cuando entró en 'Gran Hermano'