"No puedo comprarme unos tristes calzoncillos porque Madrid está 'petao' por Navidad"