De tres pisos, con ascensor, gimnasio y un vestidor para ella sola: Victoria Caro nos abre las puertas de su casa (1/2)