La 'operación bikinini' de 'Serranísima': olvida las dietas milagro y otras cosas absurdas y cómete unas lentejas