Ale Agulló, más sincera que nunca: desde sus confesiones sexuales hasta lo que más odia