Si teníamos alguna duda de que Chris Hemsworth era perfecto, el cumple de Elsa Pataky nos las ha disipado