El viernes amanezco acompañado y sin saber qué ha pasado