"Caravaggio era un macarra": García Villarán desvela el lado más violento del pintor italiano