Si le tocara la lotería, Niki tiene claro con quién daría la vuelta al mundo