Tú no te comerás un rosco pero, ¡las redes se lo han comido enterito!