A Rajoy le entran las prisas por resolver el conflicto catalán y Twitter le anima ¡Corre, Mariano, corre!