Wendy, apechuga con tu don. Si haces eso, Twitter te idolatra