Imagínate cómo sería vivir un año sin smartphone (y encima ganar dinero por ello)