El príncipe azul no es un invento nuevo, pero Disney ha hecho que creas firmemente en él