Que no te engañen, ¡La Tierra NO es plana!, Quantum Fracture nos lo explica