La última locura de Kim Kardashian: ¡se ha implantado un collar en el cuello!