Las grandes empresas saben usar las matemáticas a su favor: así te sacan los cuartos