La mujer más tatuada de Europa: "La gente me ve como un trozo de carne con tinta"